Ella, inter alia

Oía aplausos de una multitud improvisada cada vez que perdía el norte, y si rezaba canciones lograba dormir. Hablaba del miedo y su mafioso existir, de las presas de la prisa, y de la furia que iba intravenosa siempre que se le escondía el horizonte. Y repetía que todo lo más bello del mundo tenía agua en su interior, que sus dudas eran navaja revoltosa, y que las siete de la tarde le caían bien. Que ese marzo le había traído la rutina de la luna, con un ojo cerrado, la taquicardia y un jugo de naranja. Que merendaba luces y palabras, que no aprendió a dibujar corazones pero que caminaba con él, y que su mente sólo callaba en la termodinámica o cuando miraba las burbujas del sol. Que la dicha era un artefacto y que la vida no es una poesía, aunque nunca se lo pudo creer. Que a veces la invadía Proserpina, a ella misma y a la que buscaba en su retina. Que si conjugaba el sentir con la entropía era normal. Y que buscaba “destino” en los diccionarios del viento…hasta ayer.

Lanzacohetes antitanque portátil

La fratría reservada,
la casta encubierta,
la necia santidad,
la dinastía empalagosa,
el sombrío apellido,
la burda clemencia,
la propiedad caprichosa,
el orden bien impuesto,
la clase bien selecta,
la alcurnia y su arbitrariedad,
la raza y su impiedad,
la familia bien retratada,
la beldad como premisa,
la grotesca imitación,
la rancia conservación,
la sangre bien azul,
la trasnochada perfección,
la sádica estabilidad,
la execrable tradición,
la secta perversa,
la calma implacable,


y la esporádica Creatividad
pidiendo a gritos una bazooka.

Transmutando (de nuevo)

"...¿acaso no son el verde y el amarillo,
cada uno de los colores opuestos de la muerte,
el verde para la resurrección,
y el amarillo para la descomposición y la decadencia?"

(Fragmento de Cartas, de Antonin Artaud, 1937)

Unos quieren, y otros son.

Llegar, buscar, jugar, abrir,
amar, caer, dejar, sufrir,
volver, probar, pagar, seguir...
anduve tanto tiempo dando vueltas...



¿si te digo que no sé?
¿si te digo que me voy?

¿SI TE DIGO QUE ME QUEDO
PORQUE AMO TU COLOR?


*Créditos: "Buenos días Palomar", Los Piojos.