...y en lugar de sonrisa, una especie de mueca...

¡Que insensibilizadora es a veces la felicidad!
¡Que confuso es en realidad estar alegre!

Felicidad, a veces manto protector que aísla del mundo de emociones que hay fuera... mundo que en ese momento nos modifica difícilmente, pues nuestra felicidad recubre nuestra experiencia sensible, y vacía vilmente su esencia sobrepasando el foco de atención de las penas.
Porque ¿qué es la felicidad sin que duela un poco?


Es una instancia ególatra, narcisista...la alegría puede compartirse evanescentemente, pero no deja de ser parte de tu profundidad, que vos sólo entendés.
¿La reflexión? llevada a un segundo plano, ya que no interesa solucionar nada más que el ahora.
El ser feliz es antihistoricista...a pocos los deleita su pasado mientras ríen hoy.
Enceguece del terrible exterior que llama a que lo integremos. Anestesia el sentir.


No hay forma de sentir verdaderamente si no es desde las entrañas... como cuando te ataca un dolor... ahí es cuando la sensación es suficientemente tuya.


Por eso vine a armarme de retazos,
vine violenta y determinadamente a dolerme,
vine a invadir, a irrumpir, también a doler,
para hacer, para ser, para no dejar de ser.



Por ello me prefiero así,
con los desbordes de mi destino de pasionaria,

que en su punto máximo no da felicidad,

sino que cala mis huesos


y duele maravillosamente.
.-

1 modulaciones (dejá tu comentario acá!):

Martin Pablo dijo...

"(...)puede compartirse evanescentemente, pero no deja de ser parte de tu profundidad, que vos sólo entendés."
EXACTO! muy buena perspectiva, creo que bastante real.


Recorriendo blogs, llegue al tuyo.. muy bueno la verdad. Espero que sigas escribiendo =)

Por los gustos de tu perfil, ( CR, Los piojos y Vudu) seguramente habrás ido al quilmes, no ? :P
Estuvo muy bueno ( yo fui los dos días ) jajaja

Saludos, rosarina :)

Un rosarino jaja

Publicar un comentario