Un suave látigo, una premonición...

"Ahora sé que cada poema debe ser causado por un absoluto escándalo en la sangre. No se puede escribir con la imaginación sola o con el intelecto solo; es menester que el sexo y la infancia y el corazón y los grandes miedos y las ideas y la sed y de nuevo el miedo trabajen al unísono mientras yo me inclino hacia la hoja, mientras yo me despeño en el papel e intento nombrar y nombrarme.

Sé, de una manera visionaria, que moriré de poesía.
Esto no lo comprendo perfectamente, es vago, es lejano, pero lo sé y lo aseguro. "


***

De los diarios de mi querida
-y re contra querida :)-
Alejandra Pizarnik

3 modulaciones (dejá tu comentario acá!):

Matías dijo...

Yo quiero morir como Homero... Atragantado por comida...

[Cabecita Calesita] dijo...

Sin dudas, lo tuyo también es bastante poético jajjajaj x)

Un rosarino en Budapest dijo...

Yo sospechaba que iba a parecer demasiado obvio.
Si, estudio Psicología, jeh =P

Saludos! =)

Publicar un comentario