Quizás eso... (una muchacha hedonista)


Yo termino. Hay un momento en que si me miro y me recorro, veo que mi ser deja de ser, y que le sigue algo que toco, algo que llevo, un aire o un espacio súbito.
Quizás algo de eso designe la palabra ‘soledad’: ese momento en que uno es sólamente/todo lo que es, pero sólamente. Es más, si levanto un pie, soy algo casi totalmente desconexo de lo demás. Soy más isla, soy más energía dispuesta en un cúmulo de existencia, separada de otros tantos existires.

Quizás a eso vienen a enfrentarse el abrazo, la palabra o el querer: a esa individualidad. Vendrán a meterse un poco donde uno no está, a que otro sienta suyo algo ajeno. A agregar existencia.

¿Quizás será algo así la esencia de los placeres? Corromper lo particular, transformar un poco lo dado, amoldarse y amoldarlo a uno o a lo que quiere eso que llamamos ‘uno’. Como la sonrisa que se puede provocar, la lengua dentro de una boca, el escritor que consigue iluminar a un ser, el perfume que penetra células y días, el alimento en el estómago, la huella
...Sí, quizás eso. El placer debe ser la huella de la que somos capaces. Y los que nos decimos sensibles, debemos entonces ser materia propicia para ellas, o simples adictos a las marcas que se practican en uno. Sustancia susceptible de recibir una transformación. Como el alambre, como suave pan, como arena. ¿Como buenos hedonistas al fin?, si lo que se disfruta es placer porque revoluciona, muta y deja una estela que transforma a otros.
Porque así dejo de ser sólamente/todo lo que era.
.+

2 modulaciones (dejá tu comentario acá!):

Matías dijo...

Veo muchas repeticiones de la palabra Revolucion en tus útlimos posteos...

Se viene tu revolucion?

MartínPablo dijo...

aparte de bersuit... se separo otra :O ??

hablas de los piojos, no ?

me dejaste con la duda

jkajaja

un abrazo!

Publicar un comentario