Sólo hablando de quejas (mientras todo se aleja)

¿Qué esperar de un hoy atiborrado de sillas desvencijadas con glorias vacantes?
¿Que pedirle a un pasado gangrenado de oscuridades?

¿Qué esperar de un domingo de horas insípidas?, donde preferiría ser insecto, y revolcarme entre las piedras de un verano que castiga pieles y sueños.

¿Qué esfuerzo es el que hay que hacer para liberar este trágico sol de horas ociosas?

Uff, el desconcierto mundano, más agrio que un silencio en carnaval. Vivir a mentiras que hacen latir, vivir a palabras dichas por nadie, vivir a este asco de revolver basuras mentales.


.+

2 modulaciones (dejá tu comentario acá!):

Matías dijo...

Ahora entiendo porque no saliste el domingo, jaja!

Esas cosas no son para leer en un finde largo!!!

Libres y Salvajes dijo...

Che que bueeena onda! Realmente da asco! pero despues de tanto andar, el asco de revolver basuras mentales y de sentirse insipidos los dias, palabras, tiempo y temperatura, es el estado de enajenacion y de extrañamiento de cada uno en el ambiente jaja. Que no decaiga me gusta como escribis!

Publicar un comentario