Contigo, sin tí, no puedo.

Mamá quiere a su niña
Y papá también te quiere.

Y el mar puede parecer cálido.
Y el cielo puede parecer azul...
Pero no, pequeña,
pequeña, triste...
pequeña...


Si fueras a patinar
sobre el delgado hielo de la vida moderna,
arrastrando tras de ti el silencioso reproche
de un millón de ojos bañados en lágrimas,

No te sorprendas,
cuando una grieta en el hielo
aparezca bajo tus pies...
Emerge de tus profundidades y de tu mente
con tu miedo emanando de ti,
mientras escarbas en el delgado hielo...


"The thin ice"
Pink Floyd
---------------------------------------------
What shall we use to fill the empty spaces where we used to talk?
Papá también te quiere, papá también te quiere...


Los amo.

Los necesito.
Conmigo.
.+

Una luz que no dejaré escapar... jamás.

"Nuestro miedo más profundo no es el de ser insuficientes.
Nuestro miedo más profundo es el de ser poderosos más allá de toda medida.
Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, lo que nos asusta.

Nos preguntamos: ¿Quién soy yo para ser brillante, hermoso, talentoso, extraordinario?.
Más bien, la pregunta a formular es: ¿Quién eres tú para no serlo?

Tu pequeñez no le sirve al mundo.
No hay nada iluminado en disminuirse para que otra gente no se sienta insegura a tu alrededor.
Naciste para manifestar la gloria divina que existe en nuestro interior.
Esa gloria no está solamente en algunos de nosotros; está en cada uno.



Y cuando permitimos que nuestra luz brille,
subconcientemente le damos permiso a otros para hacer lo mismo."


N e l s o n M a n d e l a

.+

Absolut vacío...


"Porque no hay una felicidad absoluta, pensaba. Apenas se nos da en fugaces y frágiles momentos y el arte es una manera de eternizar (de querer eternizar) esos instantes de amor o de éxtasis;

y porque todas nuestras esperanzas se convierten tarde o temprano en torpes realidades; porque todos somos frustrados de alguna manera, y si triunfamos en algo fracasamos en otra cosa, por ser la frustración el inevitable destino de todo ser que ha nacido para morir;

y porque todos estamos solos o terminamos solos algún día: los amantes sin el amado el padre sin sus hijos o los hijos sin sus padres, y el revolucionario puro ante la triste materialización de aquellos ideales que años atrás defendió con su sufrimiento en medio de atroces torturas;


y porque toda la vida es un perpetuo desencuentro, y alguien que encontramos en nuestro camino no lo queremos cuando el nos quiere, o lo queremos cuando ya él no nos quiere, o después de muerto, cuando nuestro amor ya es inútil;

y porque nada de lo que fue vuelve a ser, y las cosas y los hombres y los niños no son lo que fueron un día, y nuestra casa de infancia ya no es más la que escondió nuestros tesoros y secretos, y el padre se muere sin habernos comunicado palabras tal vez fundamentales, y cuando lo entendemos ya no está más entre nosotros y no podemos curar sus antiguas tristezas y los viejos desencuentros;

y porque el pueblo se ha transformado, y la escuela donde aprendimos a leer ya no tiene aquellas láminas que nos hacían soñar, y los circos han sido desplazados por la televisión, y no hay organitos, y la plaza de infancia es ridículamente pequeña cuando la volvemos a encontrar."





Fragmento de Abbadón, el exterminador

/ E r n e s t o S á b a t o /


Si no existe la memoria todo lo nuestro es suicida... (e inútil)


"Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes y mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores: la experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan.


La historia parece así como propiedad privada cuyos dueños son los dueños de todas las otras cosas."



R o d o l f o
W a l s h

Un río, un mar...


La flor marchita.
La flor perece.
La flor no puede gritar.

En su llanto de noche, al cerrar sus pétalos,
mira hacia sí. Mira esa penumbra de los ojos cerrados.
Mira esos ocres matices de muerte,
mira como no hay mundo, sólo oscuridad.


La flor tirita.
La flor se cae.
La flor no se puede levantar.

Hacen sus lágrimas un lago dulce,
Van sus pistilos tiernos río abajo,
Van sus pétalos henchidos de tibia sangre,
Van sus suspiros en savia de nácar.


Se desprende, se desarma la flor
que interpreta de sus papeles, el último.
Y llora un río
(lo llora sola).


Desnuda de abatimiento,
cadáver confeso,
la flor lloró
(lloró un mar).


La flor marchita.
La flor que perece.
La flor que no pudo gritar.
.+

Condenada sangre, cosquillea tibia...

Hace un tiempo me dijeron:

"No hay que esperar que la tormenta pase…

ni hace falta abrir el paraguas para que todo resbale…

Podés aprender a bailar bajo la lluvia..."




---
Listo. Comprendo. Y el consejo me resulta lindo y útil. Pero he aquí el quid de la cuestión; cuando el asunto causa gracia (y no). Un pequeño detalle: resulta que a veces soy tan patadura.



Literal y figurativamente.
¿Y quién no?
.+