Postrimerías

Boca llama, Tu.
Boca llama, Mi.
Y el cenit, la gracia de los cielos.

Ojos callan, Tus.
Manos callan, Mis.
Y el miedo, tan encumbrado.

Deslízase, La voz.
Deslízase, La piel.
Y el ayer... claro que no.


El disparo, su destello:
no van a esperar.
Y menos el abismo, tuyo y mío.

Another brick...

Y otro
y otro

en la misma fábrica de artilugios
en la misma secuencia desesperante



¿Hay forma más cruel de violentar a alguien
que la de tratar de hacerlo entrar en un frasco-esquema?
Es mentira que la muerte llega sin avisar.
Empieza a comerte el día que te cercenan el movimiento.